domingo, 23 de octubre de 2011

Los colores del Otoño

Me encanta el otoño. Desde pequeña. Encuentro que es la estacion que mas encaja con mi personalidad, melancolica, romantica y llena de colores calidos. Este año se inauguro con mi cumpleaños, ya que poco despues de pasar las 12 de la noche, llovio y empezo a llegar la temperatura tipica de esta epoca. Me gusta la lluvia, las hojas caidas, el color rojizo que invade todo... Y que me invada la melancolia. Es algo que no puedo evitar. Las estaciones me afectan, en especial el otoño.
 No me negareis que es una estacion llena de encanto...


 El caso es que cuando mis padres nos sugirieron ir al Valle de Nuria cogi la camara, abrigo para todos y nos pusimos en marcha.
Tuvimos suerte y nos hizo un dia estupendo, lleno de sol. Las montañas aun no estaban en todo su apogeo otoñal, pero el paisaje era precioso. 


Subimos en el cremallera, un tren de montaña que nos llevo hasta el Valle. El paseo fue muy agradable y nos deleitamos con las maravillosas vistas que nos ofrecian las montañas.


Salimos de un tunel y todo el tren nos maravillamos con un "OOoooooh" al ver el valle, con su lago, las montañas, el santuario de Nuria... una belleza digna de contemplar.


Martin al ver barquitas se volvio loco de alegria, asi que alquilamos una y paseamos por el lago. Remamos todos un poco y casi volcamos de tanto pasarnos de un lado al otro. De repente estabamos todos en el mismo sitio de la barca. Pese a que llevabamos salvavidas todos y la caida hubiese sido segura, no me apetecia nada nadar por el lago. El agua estaba muy fria y la temperatura no era como para darse un chapuzoncito.


Tambien subimos en el telesferico, que nos llevo hasta la cima de una montaña para que pudiesemos maravillarnos aun mas, si es que se podia, con las preciosas vistas. Ahi tambien nos reimos un rato, ya que el aparatejo no para y hay que subir en marcha. Eramos seis, justo la capacidad maxima de cada cabina, y Martin y Matias reian mientras los subiamos o bajabamos corriendo :) La verdad es que era imposible no reirnos todos. Hubo mas de uno que se dio algun que otro coscorron.


Fue una bonita manera de empezar el otoño...

(PD Perdonad por escribir sin acentos... cosas de arrancar con windows...)